Archive for octubre, 2013

Flor de ausencia

Cuando te echo de menos se paran todos los relojes, el mundo deja de girar sobre su órbita y en el aire flota indeleble tu ausencia como un perfume eterno.

La ley de Murphy

Todo lo que puede salir mal por esa ley estúpida del tal Murphy acaba saliendo mal. Si te pinchas con espinas para robar una flor si en asuntos de la carne cuando la nobleza obliga a profunda reflexión tú te hincas de rodillas Murphy hará una de las suyas pero tú eres muy cabrón.

La crisis

Alguien tenía que decirlo: La crisis no es ninguna oportunidad para nada. En qué cabeza cabe que un empobrecimiento general, con visos de pandemia, propicie algo bueno. «Saldrán reforzados los mejores», argumenta algún sociólogo de salón, «fomenta la competitividad» argüirá cualquier otro meapilas. Mentira, tan sólo medrará la falta de escrúpulos, la conducta antisocial y […]

La caza

Hay gente que espera ver tu necrológica, cuanto antes, en negras letras de imprenta. Retrasan hasta entonces laudatorios tan cínicos que podrían dejarte helado, si tú ya no lo estuvieras, merced a su mala leche. Mientras tanto aguardan a cubierto que los perros les cobren esa pieza que hace tiempo llevaban disparando, sin que vuelvan […]

Perfil bajo

Me gustan los teatros de una silla, los poetas sin corbata, las películas en blanco y negro, las orquestas sin solista y los pintores locos.

Sánchez Dragó

No le gusta el papa paco a fernandito y argumenta el sátrapa en su contra la flagrante humildad de su discurso y su estética de formas harapientas. El presunto, con perdón del portugués, prefirió siempre a las rubias (no era así que se llamaban las pesetas?) y en su búsqueda del dorado recorrió de un […]

Aviso para navegantes

La idea no es de ciencia-ficción, por mucho que lo parezca. Viajamos por caminos digitales que examinan con lupa los señores del tinglado para vender cualquier cosa que ellos hayan facturado. Cuando en las redes sociales sin querer nos enredamos damos pistas que les llevan a saber lo que pensamos. Qué nos gusta, lo qué […]

Factótum

Me exprimieron bien. Por no saber decir que no a cualquier cosa que no fuera humillante salvo para mí mismo. Veía al resto remolonear en las tareas más ingratas y yo me arremangaba a sabiendas de que ya no iba a aprender cómo soltar esas riendas y dejar libre al corcel. Llegaron tiempos peores, la […]