Archive for septiembre, 2013

Batirse el cobre

No nos queda otra a los parias. Somos la sal de una tierra que nunca será nuestra, por mucho que la trabajemos. Nos engatusan con la publicidad de lo posible a costa de hipotecar un futuro que hoy se parece ya al pasado. Volveremos a las plazas de los pueblos, a mendigar un trabajo que […]

Las alimañas

No les basta con gozar de privilegios, además necesitan sentirse agradecidos. Aunque no lo parezca tienen… ¿conciencia? Se jactan de hacerse favores a si mismos, confundiendo sujeto y predicado, como los curas de Franco, poniéndole un palio a la ignominia. Ahora todo se reduce a una adelgazada cuenta de resultados que, aunque oronda, ya no […]

La salud

Como bien dice la ministra del ramo, o mejor debiera decir de la rama, la salud es lo primero pero el dinero es lo imprescindible. Ah! que dijo el empleo, lo sé, no hay ministr@ al que no traicione el subconsciente, aunque para ella que vive en los mundos de yupi se trate tan sólo […]

Alaska y Mario

Por fin lo han conseguido. Son dioses del olimpo de la frivolidad y lo proclaman ufanos a los cuatro vientos. Para ellos, el resto estamos en el mundo como un paisaje gris que hace soportable su fulgor. Somos, más o menos, su coartada. Se levantan cada día con la titánica tarea de amenizar nuestras veladas […]

La cosa nostra

¿Por qué todo lo que merece la pena suele salirnos tan caro? Buscamos el amor desesperados, sin saber que a la vuelta de la esquina nos espera, como un regalo trufado en el subsuelo. Y nosotros mirando hacia arriba mientras tanto, fiando tan gozoso anhelo a dudosos dioses que siempre van a lo suyo y […]

Los nacionalismos

Sé que lo que voy a escribir no es políticamente correcto y me la suda: Odio los nacionalismos y su usura, el rictus de desprecio hacia lo ajeno. Ese desdén aparentemente inocuo que inocula un virus que resulta tan sangriento… No sabe más el que no duda y cree mejores a otros sus ancestros.

El milagro de la vida

Saben las tierras de esas manos sarmentosas que las hieren casi tanto como de este sol inmisericorde que sin tregua las calienta, pero esperan sus caricias como lluvia de abril y, emboscadas en esa lejana esperanza, aguardan el momento de abrir sus carnes resecas esperando una vez más que se produzca el milagro de la […]

Los pretenciosos

Llegan siempre al centro de las cosas, mucho antes que el común de los mortales, al meollo del asunto que les llama como el fondo del mar a sus corales. Salen a la calle perfumados por un aura que no estaba en sus cabales para darle luz a tanto idiota que aún se asombra de […]

Los ingredientes

Los ingredientes son cada día más previsibles, basta con mezclar medias verdades con dobles mentiras, y hacer de cualquier dolor un espectáculo, de la solidaridad una repetición de frases huecas salpicadas de algún que otro guiño para débiles mentales, y ya tenemos el programa de televisión perfecto.

Los ilusos

Lo peor del paso del tiempo no es el peso de los años, sino la cantidad ingente que una persona normal, al menos yo así me considero, puede acumular de insospechadas decepciones. Uno va por la vida de frente, aún sabiendo que corre más peligros que un turista accidental en Sinaloa, y asume los riesgos […]