Archive for octubre, 2012

La caterva

En esta época gris De claroscuros que echan de menos Más de un claro No conviene pasar por alto La ruina que supone Para cualquier sociedad De mediana estatura La bajeza de contar entre sus miembros A esa nutrida caterva De hombres sin redaños y mujeres Sin vergüenza.

Contrarrefranes

Lo malo si breve dos veces bueno La virtud está en un término y medio Casa con más de dos puertas mala es de pagar El tuerto es el gay en el país de los heteros Dime de quien huyes y te diré a quien te pareces A quien más dura, Dios le adula Haz […]

La plaga

Pensamos que deciden Por nosotros y no es cierto Deciden por aquellos que han pagado La usura de dar siempre por supuesto El lucro cesante de un parado Soñamos que nos dejen con lo puesto Virgencita perdóname el pecado Cometido en la noche de los tiempos Por ese adán que había trasnochado Yo espero a […]

RRHH

De usar y tirar Están las empresas llenas (o vacías) Y ese bon apetit capitalista Alguien tuvo la ironía de llamarlo Departamento de recursos humanos

El mejor postor

Llevo un tiempo, largo ya con el alma bien perdida. Se fue cansada de andar por calles de mala vida. Quién pudiera inaugurar alguna nueva avenida para poder pasear el haiga de la alegría o al menos un boulevard donde poder despertar de noche tan dormida. Se fue la juventud, como una puta, del brazo […]

Fecha de caducidad

Cuando te haces vieja se te hinchan los pies. De abajo a arriba había cosas susceptibles de hincharse con algún mejor pronóstico y resultados potencialmete inversos pero, no, tan sólo se te hinchan los pies. Una ha desperdiciado tantas horas frente al espejo para nada. Como mucho para engañarse a si misma pensando que merecía […]

Renglones torcidos

Llegaron vadeando el curso irremontable de su anémica memoria para hacer borrón y cuenta vieja, mientras algunos de nosotros seguíamos enarbolando dudosas banderas blancas, pretendiendo esa utópica sinergia de lo tuyo es mío pero lo mío es propiedad privada y cuando alguien quiso rebatirles el axioma enviaron a sus perros vacunados por la excusa de […]

La infancia

Hubo un tiempo para cada cosa y cada cosa mereció tomarse su tiempo, no como un refresco bebido entre las horas del tedio sin provecho y sin pensar en nada, sino como un alud en cámara lenta aprisionando en su caída todo cuanto hubiera de valor y susceptible de enhebrar más vida, en otra vida. […]