Archive for diciembre, 2009

Triste navidad

La noche era el portal del belén de mis deseos Y tú la que más se parecía a la virgen maría Soldados de herodes te acosaban con desvelo En la barra del bar nuestro de cada día Por ti mudé mi faz de carpintero loco A ebanista de un deseo fugaz y adolescente La garlopa […]

Rubia del bote

Sabes bien que no aspiro a ser portada de tus carnes aunque tu alma me parece pizpireta, que uno solo de cualquiera tus encantos lo reconozco vale más que todo este majareta, que te quiero por razón inconfesable -soy cristiano pero sólo por probeta- que te admiro, te deseo y mientras tanto voy pensando en […]

Hipnosis

No tengo otro nombre para ti que aquel que huye del desastre, de una atracción fatal para lo efímero combada en el abismo entre dos bocas. Tus dedos son cuentas de un rosario que empleo en cada adoración nocturna, efectos personales de un naufragio salvados, tan sólo, por lo inútil. Sé que, sin buscarlo, encontré […]

Gracias

Me hizo daño pero ya no duele. La herida se cerró con la cataplasma de tus lágrimas. Así el verdugo fue redentor quien sabe porque extrañas circunstancias. La mano se le fue al destino que al final me mandó unas flores. No entraban en mis planes sus olores, pero igual le doy las gracias.

Fruta robada

La vida a medio gas es un motor contra la natura. Incapaz de acelerarse en un exceso para evitar pasarse de la raya, pendiente sólo del color de los semáforos. Como una selva plantada en un alféizar esperando anémica su dosis diaria de precipitación. Una potencia reprimida a base de firmes propósitos de enmienda dictados […]

Fortuna

Por qué te empecinas alma mía, montaraz, en tanto asedio inútil de esa diosa. No estás harta de ser blanco de sus puyas, no te enturbian la sangre sus encantos no es en vano que rima con su cuna, que la hay mala y buena y sólo es una, que no se ofrece a un […]

Fe de errores

Yo no sé si las voces que escucho son reales o producto insidioso de un mal sueño, si me acuesto diseñando con retales el futuro que me aguarda tan risueño. Yo no sé si te enteras, peligrosa, que lo eras mucho antes del conflicto cuando añades a los hechos rencorosa las palabras verticales de un […]

Envidia

Son muchos los que quisieran vernos muertos y en la efeméride se imaginan a si mismos como parte de un plañidero y por ende falaz cortejo fúnebre. Demasiados los que esperan que ese obstáculo premeditadamente puesto, con nocturnidad y no poca alevosía, haga su efecto de catarsis y nos reduzca a cenizas difícilmente reconocibles. Les […]

El traje de los domingos

Estoy cansado del traje de los domingos ese que se supone hemos de ponernos periódicamente como una camisa de fuerza para que el resto del mundo no nos trate como a locos de atar… No digas cosas inconvenientes, no finjas que estás fingiendo y rájate Jalisco aunque te salga del alma la rabia de un […]